Masiosare agencia de noticias

Las Chivas, de fracaso en fracaso - Foto: Foto: Especial

¿El equipo de México?

Las Chivas del Guadalajara siguen respetando aquella vieja norma tácita que establece que sólo pueden alinear con el equipo jugadores nacidos en México; y parece que es lo único que les queda, pues siguen repitiendo los fracasos

Por: Inti Brito S, Visitas: 830

Compartir la nota por:

 

A inicios de la década de los 90 se empezó a desarrollar una tendencia socioeconómica que cambiaría al mundo, que permita el libre tránsito de mercancías en todo el mundo, a este fenómeno se le conoce como “globalización”.

Hoy, el jugador de fútbol se ha convertido en eso, en una mercancía, y algunos de ellos son preciadas mercancías por las que se pagan cientos de millones de dólares. El fútbol pasó a ser un negocio y los equipos empresas que exportan e importan jugadores de cualquier parte del mundo: el astro del Barcelona, Lionel Messi es un argentino que juega en España; Cristiano Ronaldo es un portugués que juega en Italia… y le puedo mencionar innumerables ejemplos más. Mi punto es que la globalización llegó para quedarse y empapa cualquier ámbito de nuestra vida, incluso el fútbol.

En México, el jugador promedio de fútbol tiene tres sueños: el primero es pasar de jugar en el barrio, con los amigos o en los recesos de la escuela a consolidarse en las fuerzas básicas de algún equipo de primera o llegar a jugar a segunda o tercera división; el segundo sueño es debutar en primera y el tercero irse a Europa (excluyendo los jugadores que han preferido ir a la MLS -la Liga norteamericana- que ese es tema para otro día).

Por esto mismo, los equipos mexicanos se esfuerzan año tras año para poder poner a sus canteranos en el nivel necesario para que puedan ir a jugar al siguiente nivel, al viejo continente y de igual forma buscan comprar jugadores prometedores de otros países.

Pero hay un equipo, ahí de media tabla, que, si bien tuvo sus momentos de gloria y fue considerado parte de los grandes en México, hoy por hoy es lo que es, un equipo de media tabla que pelea por repechajes y que “orgullosamente” defiende y hondea la bandera de “en Guadalajara solo se juega con mexicanos”.

Mientras en el norte Rayados y Tigres se pelean a billetazos por ver quien trae el fichaje europeo más caro, Chivas sobrepaga a jugadores medianos que lo único que hacen es presumir carros en Tik Tok, empedarse y celebrar goles a gritos y tamborazos cuando van abajo por 3 tantos en el marcador, mientras Ricardo Peláez -director deportivo- se roba lo más que puede de dinero, recurso que podría ir a las fuerzas básicas para continuar con la cultura del rebaño de puro jugador nativo, pero jugador bueno, preparado y listo para volar al siguiente nivel.

Porque lo que es verdad es que el último “Chiva” grande fue Javier Hernández, que salió del club en 2010; fuera de ahí los rojiblancos solo le han regalado a su afición un titulo en 2017 con Almeyda de DT; uno en 2006 con aquellas “Súper Chivas” comandadas por Oswaldo Sánchez que recuerdo con mucho cariño; y antes un titulo en el 97. O sea, hablamos de un titulo cada 10 años. Fuera de eso cada seis meses, la temporada del rebaño siempre termina de la misma manera, con un meme de un aficionado con su playera rojiblanca llorando desesperadamente y una segunda voz que dice: “Ya Gonzalo, te están viendo tus hijos Gonzalo, compórtate ya”.

El fútbol camina hacia el “progreso”, y el Guadalajara busca regresar a sus raíces de toda la vida, los clubes se llenan cada vez más y más de futbolistas extranjeros, pero también de títulos, mientras Chivas sin un solo extranjero no ve el final del túnel.

Considero que hay de dos sopas, dejar atrás este nacionalismo tóxico y moverse hacia la globalización trayendo refuerzos cuando menos sudamericanos; o dejar de hacerse los occisos y empezar a desembolsar los dólares para invertir en su reclutamiento y en sus fuerzas básicas, para con esto darle a la afición más que el orgullo de decir que son “El equipo de México”, ellos quieren campeonatos, y quien dice que no, ser la base de la selección.

Pero por ahora para la afición parece no importar la situación, y viven semestre con semestre como Gonzalo, porque pues es lo que hay. Entonces esperen sentaditos a 2026-27 para ver si se les vuelve a cumplir su capricho del título cada década.

 

 

Lo último

También podría interesarte

Opinión

Hombres, guardemos silencio, reflexionemos

El feminismo no es contra nosotros, es por ellas, las están matando; ¿cuántas veces, usted amigo, ha participado por acción o por omisión, en agresiones contra mujeres? ¿Cuántas veces hemos sido cómplices?

Política

Covid-19: Montan hospital móvil para que Cuauhtémoc Blanco grabe un spot

El nosocomio fue armado en el Estadio Centenario sólo para la grabación; dice la Secretaría de Salud que fue “un simulacro”; el promocional lanzado en redes sociales estaría violando la Constitución federal, en cuanto a propaganda de gobernantes

Política

Morelos: Pacientes de Covid-19 firman su consentimiento para morir

En el protocolo para ingreso de pacientes al Hospital Parres, se establece que todos los casos deben firmar una hoja en la que están de acuerdo en no ser resucitados en caso de accidente cardiopulmonar; es un documento oficial de la Secretaría de Salud

Opinión

Responsabilizarlas a ellas. El caso Mariana

Medios de comunicación reportaron que a Mariana Leticia, joven asesinada el 10 de mayo pasado, la mataron porque no quiso tener relaciones sexuales. Es mentira, la mataron porque la sociedad cree que las mujeres no valen