Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Mariana Leticia Valladares Castañeda, en imagen de archivo - Foto: Especial

Feminicidio de Mariana, una historia que se repite

Desapareció el 9 de mayo; su cuerpo fue encontrado el 10 de mayo; hay dos detenidos, uno de ellos menor de edad

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 3751

Publicado: 26/05/19 02:50

El 9 de mayo pasado, Mariana Leticia Valladares Castañeda, una joven que practicaba el tocho bandera en uno de los equipos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) se encontraba en un bar de la avenida Universidad. Según algunas personas, se había reunido con otros jóvenes después del entrenamiento.

Por la noche, no llegó a su casa. Su familia reportó su desaparición, comenzó la frenética búsqueda y la solicitud de ayuda a través de las redes sociales. En la mañana del viernes 10 de mayo, en el inicio del Día de la Madres, mientras se reportaba el ataque a un grupo de custodios federales en Puente de Ixtla, en Cuernavaca se reportó el hallazgo de un cuerpo femenino semidesnudo, en las orillas de la Autopista del Sol, a la altura del desarrollo Santa Fe.

El cuerpo tenía huellas de violencia, se encontraba prácticamente desnudo y unos metros más adelante, se encontraba lo que fue su ropa. Unas horas después, la familia desconsolada confirmaba que ese cuerpo era el de Mariana Leticia. Apenas contaba con 21 años y además de deportista, era estudiante de diseño de modas.

Según los primeros reportes de la investigación, información preliminar, la joven se encontró con unas personas, amigos suyos al parecer, en un bar de la avenida Universidad, quienes se retiraron del lugar y ella decidió quedarse con otras personas. Algunos de sus amigos aseguraron que sólo pudo haberse quedado porque conocía a esas últimas personas.

Luego, nadie supo de ella. La familia le envió mensajes de WhatsApp, le llamó por teléfono, pero nunca respondió. El cuerpo fue localizado en las inmediaciones de lo que se conocía como el parque Beraka. Según reportes de fuentes de la Fiscalía, el cuerpo presentaba huellas de violencia y saña. Días más tarde se confirmó que fue atacada sexualmente.

Casi dos semanas después del hallazgo del cuerpo, el 23 de mayo, tres estudiantes de preparatoria, dos de 17 y uno de 18 años, fueron detenidos y puestos a disposición del juez por el feminicidio de la joven Mariana Leticia. Uno de ellos, de 17 años, fue dejado en libertad dos horas después, pues se comprobó que no tenía relación con el asesinato.

Los otros dos, el menor de edad identificado como LABB y su compañero, Enrique de 18 años, fueron imputados el pasado sábado luego de que el juez determinó que fueron detenidos “legalmente”. La Fiscalía les imputó el delito de feminicidio. Mientras que el juez decretó la prisión preventiva para Enrique y la detención de LABB en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad de Adolescentes.

Por cierto que la detención de los jóvenes causó revuelo en redes sociales, porque uno de ellos fue detenido en el estacionamiento de la Preparatoria Número 1 de la UAEM. La detención fue captada en un video que se viralizó en las redes. Esto provocó una reacción de parte de la administración de la UAEM, quien en un comunicado condenó la “violación” a la autonomía universitaria. El texto fue hecho público un día después de la detención, el 24 de mayo.

Sin tomar en cuenta el origen de la detención, la máxima casa de estudios trastabilló en su documento: “Ante la difusión, en redes sociales, de un video donde se aprecia el sometimiento seguido de un acto privativo a una persona dentro de un espacio universitario, se informa lo siguiente: El evento suscitado se realizó por personal adscrito a la Fiscalía General del Estado de Morelos, con motivo de un cumplimiento a un mandato emitido por un Fiscal dentro de una carpeta de investigación”.

Sin embargo, en “virtud de lo anterior, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) reprocha la trasgresión de la autonomía universitaria al realizar dicha actuación al interior de las instalaciones universitarias y condena la intimidación a partir de la portación de armas de fuego, así como el exceso de fuerza en los espacios educativos”.

Y concluyó, “demandamos y exigimos a las autoridades encargadas de la procuración y administración de justicia en el Estado se cumplan a cabalidad los protocolos tendientes a proteger los derechos humanos”. Al parecer, la UAEM no tenía información respecto al motivo de la detención de los jóvenes, pues nunca hizo alusión al feminicidio de la joven Mariana Leticia.

La Fiscalía respondió con una violación al debido proceso y a los derechos de los detenidos. En un acto desmesurado, hizo públicas las imágenes de los dos jóvenes detenidos, con los ojos pixeleados. Ambos portaban en la imagen las playeras del uniforme de la Preparatoria de la UAEM.

El texto de la Universidad provocó una reacción de furia en las redes sociales. Fueron cientos de descalificaciones por la “insensibilidad” de la UAEM. El sábado 25 de mayo, la máxima casa de estudios debió reparar lo ocurrido en otro comunicado en el que por fin, abre condenando el feminicidio de la joven deportista y estudiante.

“La UAEM reitera su más enérgica condena ante los hechos criminales que privaron de la vida a Mariana. Exige a las autoridades competentes una investigación rigurosa y eficiente, que esclarezca y sancione a los responsables. Asimismo, para llegar a una real justicia restaurativa, de existir anuencia por parte de los familiares de la víctima, pondrá a su disposición el apoyo profesional que coadyuve en el tratamiento de tan lamentable pérdida”, abre el texto.

Luego asegura que “fueron tres alumnos los detenidos” por la fiscalía. Aclara que el tercer estudiante “fue detenido por error, (y) fue absuelto dos horas después de su detención”. Durante los días previos, se dijo que la UAEM estaría “asesorando” jurídicamente a las familias de los jóvenes detenidos, lo que provocó mayor furia entre los jóvenes.

En este nuevo comunicado, la UAEM aclara que “el único asesoramiento jurídico realizado por la universidad consistió en acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a levantar una queja por los actos realizados en perjuicio del estudiante detenido por error. En ningún momento, ni circunstancia alguna se ha asumido la defensa jurídica de los detenidos: L.A.B.B. y Enrique ‘N’, en los procedimientos instruidos en su contra”.

Luego señala que “universidad e impunidad son términos incompatibles. Se fortalecerá la colaboración con la Fiscalía General del Estado para elaborar los protocolos que habrán de seguirse, ante la comisión o investigación de hechos delictivos en los que los universitarios pudieran verse involucrados”.

Y concluye, “la autonomía universitaria no es un estado de excepción, ni refugio, ni un manto protector de actos ilícitos. La UAEM es un espacio de reflexión crítica, donde se respeta, protege y garantiza la pluralidad de ideas y el pleno ejercicio de las libertades”. No obstante, la aclaración, hay una convocatoria para que este lunes se realice una manifestación en la torre de Rectoría, para demandar justicia para Mariana.

 

Violencia en Morelos

 

Morelos vive un momento complicado en materia de seguridad pública. Según la propia Fiscalía morelense de enero a abril se registraron 322 homicidios dolosos, destacando febrero con 86 y abril con 80 asesinatos. En el caso de las mujeres, han sido asesinadas 32, según organizaciones civiles, aunque la Fiscalía sólo ha calificado a 11 de éstos como feminicidios.

Desde el 11 de agosto de 2015, Morelos cuenta con la declaración de Alerta de Violencia de Género en ocho municipios, sin embargo, durante el gobierno de Graco Ramírez los feminicidios no se redujeron y según las organizaciones civiles no se tomaron en cuenta las medidas que fueron dictadas por las autoridades.