Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El presidente Andrés Manuel López Obrador baila chinelos en Coatetelco, durante su visita a Morelos - Foto: Presidencia

“Antes muerto que traicionar al pueblo”, advierte López Obrador

De visita por Morelos, el presidente dijo que le llevó muchos años llegar al poder como para no cumplir sus promesas; aprovecha para darle espaldarazo al gobernador Cuauhtémoc Blanco; "hay veces que son muy ventajosos, no van a poder doblegar al gobierno"

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 438

Publicado: 22/11/19 09:32

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “no traicionará al pueblo”, “antes muerto” que hacerlo, dijo en el evento Diálogo con Pueblos Indígenas, que se realizó en la cancha deportiva del recientemente creado municipio indígena de Coatetelco, al sur-poniente de Morelos, frente a un nutrido grupo de personas provenientes de distintas zonas de la entidad.

Llevamos muchos años, dijo, “nos llevó muchos años la lucha y no podemos nosotros fallarles al pueblo (sic). Imagínense cuántos años luchando, muchísimos años, tienen depositada en nosotros la esperanza de millones de mexicanos, no los vamos a traicionar. Estoy muy consciente de mi responsabilidad y antes muerto que traicionar al pueblo de México”, dijo.

Sostuvo que su gobierno todavía está en periodo de transición, “estamos estableciendo una nueva forma de hacer política, sin violencia. Estamos llevando a cabo los cambios que necesita el país, para crear entre todos desde abajo una patria nueva. Desde luego, todavía estamos en un periodo de transición, donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”.

Prometió que todos los indígenas recibirán sus apoyos, “todos los municipios indígenas, incluidos los de Morelos, tendrán sus apoyos, por eso estamos logrando ahorros, y quitando gastos superfluos, como escoltas de presidentes, ya desapareció el Estado Mayor Presidencial, al presidente lo cuida la gente, no tengo nada qué temer”.

También se refirió al magisterio: “A los maestros de Morelos les digo, iremos mejorando, por eso ya cancelamos la mal llamada reforma educativa, ya no se va a humillar a los maestros, nada por la fuerza, lo poco que sabemos, se lo debemos a ellos”. Aseguró que las escuelas tendrán apoyos y de preferencia éstos serán administrados por mujeres, porque “la mujer es más honrada que el hombre, y al que no le guste, que se vaya a volar en el avión presidencial; todas las escuelas de Morelos tendrán su presupuesto, y los padres y su comité decidirán qué hacer”.

Dijo que al campo de Morelos se le va a apoyar “con un programa que se llama Sembrando Vida, que está dando trabajo, para siembra de árboles frutales o maderables, ya se está aplicando en el Sureste, no es empleo temporal, el productor pone su tierra, se le entrega la planta y se paga un jornal, 5 mil pesos, para cultivar su parcela”

Luego le dio un espaldarazo al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo: “no, Cuauhtémoc no está solo, tiene apoyo, el respaldo del gobierno federal, del presidente de la república, y digo esto porque hay veces que creo que son muy abusivos, ventajosos y piensan que van a poder doblegar al gobierno de Morelos. No está sólo Cuauhtémoc, lo vamos a apoyar para que haga un buen gobierno en beneficio del pueblo y siempre va a ser así”.

El evento se llevó a cabo en Coatetelco, uno de los cuatro municipios indígenas recientemente creados. Los otros tres son Xoxocotla, Hueyapan y Tetelcingo, aquel donde el gobierno de Graco inhumó cuerpos sin identificar en sus propias fosas clandestinas. En este lugar, el ayuntamiento de Cuautla inició una controversia constitucional que frenó su creación hasta que se consulte a las comunidades indígenas de la zona.

Según fuentes del gobierno del estado, el evento se realizaría en el municipio de Hueyapan, en las faldas del volcán Popocatépetl, sin embargo, esa zona está a unos 30 kilómetros de Huexca y Amilcingo, comunidades donde se encuentran la termoeléctrica y el gasoducto, cuyas poblaciones han demostrado férrea resistencia a ese proyecto, mismo que a principios de este año fue respaldado por López Obrador, lo que generó enorme resistencia. Al final, el evento se cambió a Coatetelco, en el otro extremo del estado.