Masiosare agencia de noticias

Masiosare
La crisis del penal de Atlacholoaya, el pasado 30 de octubre - Foto: Especial

Denuncian penalmente a exfuncionaria penitenciaria

Fue la Comisión de Derechos Humanos de Morelos la que denunció a Mireles Toledo por impedir el ingreso del personal de la visitaduría, durante la crisis que vivió el penal de Atlacholoaya, para recabar información y establecer medidas

POR: Masiosare, Visitas: 186

Publicado: 09/11/19 02:36

 

La Comisión de Derechos Humanos de Morelos denunció penalmente a la exdirectora de centros penitenciarios de la concisión estatal de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, Miriam Mireles Toledo, por impedir el ingreso del personal de organismo, durante la crisis interna que vivió el penal de Atlacholoaya.

Lo ocurrido 29 y 30 de octubre, cuando dos riñas entre internos terminaron en motines que dejaron siete muertos y varios heridos, provocó que diversos organismos se movilizarán hacia el lugar. Funcionarios de la Comisión de Derechos Humanos se dirigieron al lugar, pero no pudieron ingresar, pues la funcionaria lo impidió.

De acuerdo con el titular del organismo, Israel Hernández Cruz, la funcionaria incumplió sus funciones públicas, toda vez queni el 29 ni el 30 de octubre pasado, permitió el ingreso del personal, que requería información para solicitar medidas precautorias que garantizaran la integridad de reos, personal directivo, administrativo y de custodios.

Según la denuncia, Mireles Toledo se negó a dar acceso al personal de la Comisión, incluyendo al propio presidente del organismo, a quienes tampoco les bridó información suficiente para proteger a los internos y servidores públicos atrapados en medio de los motines.

La denuncia de hechos fue interpuesta a través de un oficio con número DQO/2986/2019. La funcionaria, Miriam Mireles Toledo fue cesada del cargo el pasado 31 de noviembre junto con Alejandro Cornejo, director general de Reinserción Social y Raúl Colín, director general operativo del penal de Atlacholoaya.

Todos ellos fueron cesados en medio de las negociaciones entre las autoridades del gobierno del estado y custodios que realizaron un paro laboral para exigir mejoras laborales. Los tres funcionarios fueron cesados bajo acusaciones de corrupción, tolerar el autogobierno del penal e incluso señalados de lucrar con las necesidades de los internos.

En sus lugares fueron designados Juan José Larios Vázquez como titular de centros penitenciarios; Gilberto Barba Ocampo, en Reinserción Social y Armando Carmona Rivera, como director general operativo del Centro de Reinserción Social Morelos, ubicado en Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec.