Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Internos sometieron a custodios y asesinaron a seis de sus compañeros, entre ellos, Raymundo Isidro, alias El Ray, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación - Foto: Especial

Segunda riña en penal de Atlacholoaya: seis muertos, entre ellos El Ray

Raymundo Isidro Castro Salgado líder del Cartel Jalisco Nueva Generación en Morelos, se encuentra entre los asesinados; fueron cuatro horas en las que los internos controlaron el penal; el gobierno lo niega; “los protocolos funcionaron”, dicen

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 368

Publicado: 30/10/19 08:16

 

Al menos seis muertos, según el gobierno estatal, y decenas de heridos, fue el saldo de una segunda riña en el Centro de Reinserción Social Morelos (Cereso), ubicado en el poblado de Atlacholoaya, en este municipio; entre las víctimas se encuentra Raymundo Isidro, El Ray, líder de una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación, detenido en mayo pasado en Puebla.

En el segundo día de motines y conflictos en este penal, que la víspera habían dejado una víctima mortal y dos heridos, los internos tomaron por asalto el área de ingresos del penal y sometieron a una decena de custodios. Las imágenes de la gresca, de los custodios sometidos “amontonados” y de cuerpos de internos asesinados comenzaron a circular en las redes sociales después de las 10 de la mañana.

Según las autoridades, a las 8:30 de la mañana se reiniciaron las “alteraciones del orden” lo que provocó “agresiones entre internos”. Las familias de los internos llegaron al penal desde temprano y exigieron información de lo que estaba ocurriendo al interior. Uno de los internos se comunicó desde el interior del penal con su familia y éste lo comunicó a los reporteros.

-Dinos qué está pasando en el penal. Se le preguntó.

-Es una riña porque el director, ayer cuando se hizo el motín, nos trajo a (la zona de) Ingresos. Aquí en Ingresos, en la noche le quitaron las llaves a un comandante del área, y querían pegarle a unos compañeros. En la mañana le dijimos al señor director que lo único que queríamos era que nos entregara a nuestros compañeros, pero el señor director (inaudible), supuestos gueyes le pagan, lo único que queremos es que nos entreguen a nuestros compañeros.

Dijo además que había 10 internos que habían sido tomados como rehénes por un grupo rival. “El director se presta para la mamada, porque le dan, como le pagan los Chilangos, le pagan 30 mil, 40 mil pesos al mes, no hace nada”, aseguró. Confirmó que en la zona de Ingresos habían sometido a los custodios “porque nos están echando gas lacrimógeno”.

El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, comfirmó más tarde que “inicialmente” fueron retenidos cuatro elementos de seguridad y custodia, mismos que “fueron conducidos al área de talleres”, lo que provocó que se activaran los Protocolos Nacionales de Actuación de Seguridad Penitenciaria, para liberarlos. Al mismo tiempo, el gobernador convocó a la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz para sesionar de manera permanente y responder a lo que ocurría en el penal.

A las 10:16 de la mañana se desplegaron elementos operativos de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, quienes ingresaron al penal para “restablecer el orden al interior del Cereso”. Mientras tanto, 115 elementos de la Guardia Nacional y 120 del ejército, “instalaron un cinturón de seguridad perimetral”. Mientras que la policía estatal montó un “cinturón perimetral al interior del centro penitenciario”.

Fueron 350 elementos policiacos, entre fueras especiales y custodia femeninas, quienes intervinieron para retomar el control del penal, según el secretario de Gobierno. Las autoridades aseguraron que el penal fue totalmente controlado a las 12:11 del día. Dijo además que al medio día, todos los centros penitenciarios de Morelos se encontran “bajo control y en calma”.

En conferencia de prensa posterior, Ojeda Cárdenas, confirmó el asesinato de seis personas, entre ellas Raymundo Isidro Castro Salgado, mejor conocido como El Ray, quien fuera detenido el 7 de mayo pasado en un operativo que terminó en el centro de Puebla. Un mes antes, el 13 de abril, se había reunido con la familia de dos médicos en el restaurante Los Estanques de Cuautla.

Hasta ahí llegó un comando armado que iba por El Ray, sin embargo, éste logró escaparse. Los hombres armados dispararon contra las familias y en el lugar murieron una pareja y tres niñas. Otras personas más perdieron la vida en días posteriores en diferentes hospitales, a consecuencia del ataque.

Desde ayer se rumoraba que el motín iba dirigido contra El Ray, sin embargo, la versión no se confirmó. Además de Raymundo Isidro, murieron, según el reporte oficial, José Manuel, Roberto, Lorenzo, Vicente y Nestor. También dieron el nombre de dos internos más que resultaron heridos: Leopoldo y Adalberto.

El funcionario aseguró que en la riña no estaba involucrado Alexis Oswaldo Mazari, hijo de Santiago Mazari Miranda, mejor conocido como El Carrete, líder de Los Rojos, detenido en Guerrero el pasado 1º de agosto. El Cartel Jalisco Nueva Generación le declaró a principios de este año la guerra a Los Rojos. En el penal de Atlacholoaya se encontraban internados El Ray y Alexis Oswaldo.

A pesar de que varias veces se le inquirió sobre cuál fue la falla para que ayer hubiera habido una riña y hoy otra vez, el secretario de Gobierno no pudo responder lo que falló. Dijo que “las riñas suceden en los centros penitenciarios, el tema es cómo se reacciona ante estos eventos y si los protocolos que se realizan funcionan correctamente, desafortunadamente el día de hoy, hubo un evento muy violento entre los internos”.

Sostuvo que será la Fiscalía la que se encargue de las investigaciones y deslindar las responsabilidades. Por su parte, el fiscal Uriel Carmona Gándara, dijo que “preliminarmente” se puede informar que no hubo armas de fuego, “sólo punzocortantes”. El secretario de Gobierno negó que se hubiera perdido el control del penal, aunque murieron siete personas, seis hoy y una ayer, además de que varios custodios fueron sometidos.

Finalmente, se informó que Jorge Israel Ponce de León, director del penal se encontraba en un “curso internacional” de seguridad y que en su lugar se encontraba Miriam Mireles Toledo, quien se desempeña como directora del Sistema Penitenciario de Morelos. El secretario de Gobierno presumió que “sólo” fueron cuatro horas y que “de inmediato” se recuperó el control del penal.