Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El dios griego Hermes, también llamado Mercurio, quien se cree es la inspiración del nombre dado a la hermenéutica - Foto: Especial

El ensayo de hoy: Hermenéutica

Es el arte de interpretar y aplicar correctamente la interpretación, dice Mauricio Beuchot; ésta puede ser interpretación literal o simbólica, es decir, absolutista o relativista, en los extremos

POR: José Antonio Lugo, Visitas: 234

Publicado: 30/09/19 10:10

 

Hablemos de hermenéutica. Como afirma Mauricio Beuchot, la hermenéutica es el arte de interpretar, de aplicar correctamente la interpretación.

Aquí empiezan los problemas. Hay dos maneras de interpretar, la literal y la simbólica. La literal es propia de abogados –no es crítica-: la ley dice algo, y lo que dice, aunque esté sujeto a cierta interpretación, no tiene el margen amplio de, por ejemplo, la poesía o la literatura.

La interpretación, señalan Alberto Vital y Alfredo Barrios, es “el desciframiento pertinente de un mensaje conforme al lenguaje, la lengua y los códigos que el receptor del mensaje logra identificar, porque son aquellos que ha empleado el emisor del mismo”.

Ahora bien, si en la interpretación somos demasiado literales, nos volvemos absolutistas: sólo nuestra interpretación es verdadera. Así, los fundamentalistas dicen: señor Salman Rushdie: usted NO puede escribir sobre el Corán. Sus Versos satánicos son inmundos y merece la muerte. En la comunicación política sobran los fundamentalistas.

Del lado opuesto a la interpretación fundamentalista está la interpretación relativista: lo que cada quien interprete es válido. Dos y dos acaba siendo cinco. 

La hermenéutica es terreno de la filosofía y de la filología. Sin embargo, en la comunicación política y, en cualquier diálogo, debemos encontrar el punto medio (analógico, lo llama Beuchot) para no imponer, quedarnos sin entender o sobreinterpretar. No olvidemos: interpretar es comprender.