Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, cuando acudieron a Tetelcingo en junio de 2016 - Foto: Margarito Pérez Retana

Marchan por justicia para los 43 normalistas desaparecidos

A cinco años de la Noche de Iguala, organizaciones civiles realizaron movilizaciones en Cuernavaca y liberación de carreteras en varias partes de la entidad

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 434

Publicado: 26/09/19 07:26

 

Organizaciones civiles marcharon por las principales calles de Cuernavaca para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos hace cinco años en lo que ahora se conoce como la Noche de Iguala.

El vocero de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, José Martínez Cruz, afirmó en el zócalo de Cuernavaca, al terminar la movilización, que el caso es una deuda pendiente del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y del Estado mexicano.

Durante cinco años, las familias de estos estudiantes desaparecidos han visto su vida cambiar, sostuvo el activista, pues han tenido que dejar sus hogares, familias y actividades cotidianas, para convertirse en activistas y defensores de derechos humanos para buscar a sus hijos.

Consideró muy grave que a cinco años de los hechos y que todavía no se tenga certeza de lo ocurrido, pero lo más grave es que las personas sigan desapareciendo en el país, al recordar que hay casi 50 mil personas desaprecidas en todo el país.

En tanto que pobladores de Amilcingo, Morelos, así como famiiares de José Luis Luna Torres, nacido en esa comunidad y uno de los 43 normalistas desaparecidos, liberaron la caseta de Tepoztlán, en el libramiento La Pera-Cuautla, en demanda de la aparición con vida de los estudiantes.

Los manifestantes cerraron todos los carriles y sólo dejaron libre uno por sentido, el cual fue liberado y se permitió el paso de los vehículos sin cobrar. La acción comenzó a las 10 de la mañana y fue levantada a las 16 horas, para luego trasladarse a Cuernavaca y sumarse a la movilización que se realizó de la Iglesia del Calvario al zócalo.