Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Samir Flores, Javier Sicilia y Saúl Roque, en imagen de archivo - Foto: Especial

Se cumplieron tres meses del asesinato de Samir Flores; el crimen sigue en la impunidad

Protestan opositores a la termoeléctrica de Huexca en la Fiscalía de Morelos; demandan justicia para la familia y la comunidad

POR: Masiosare, Visitas: 164

Publicado: 22/05/19 12:29

 

Este lunes se cumplieron tres meses de que ocurrió el asesinato del activista, radiodifusor y defensor de los derechos colectivos, Samir Flores Soberanes, uno de los principales opositores al Proyecto Integral Morelos (PIM), particularmente a la termoeléctrica de Huexca, así como al gasoducto y al acueducto en la zona oriente de Morelos.

En este marco, opositores al PIM realizaron una movilización en Cuernavaca, para exigir a las autoridades de la Fiscalía General de Morelos justicia para la familia y la comunidad del opositor: “el día de hoy 20 de mayo del 2019 se cumplen tres meses del asesinato de nuestro compañero Samir Flores Soberanes, incansable luchador social y defensor del territorio y los derechos humanos”.

En un comunicado leído por uno de sus compañeros más cercanos, el maestro de la comunidad de Amilcingo, Jorge Velázquez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala y de la Asamblea Permanente de Pueblos de Morelos, reclamó: “tres meses han pasado y no hay ningún avance en las investigaciones sobre su asesinato desde la Fiscalía General del Estado”.

La protesta se realizó en las propias instalaciones de la Fiscalía, ubicada en la avenida Emiliano Zapata, al norte de la ciudad. Frente a esa dependencia, los inconformes bloquearon ambos sentidos de la vía y colocaron con pegamento decenas de carteles a lo largo de la barda perimetral de la dependencia. Los posters pegados tenían el rostro de Samir Flores y la leyenda: “Nuestra lucha es por la vida”.

“Ya son tres meses sin que podamos escuchar la voz de Samir en la Radio (Comunitaria Amilkinko), sin su presencia en la asamblea. Tres meses de que el pueblo de Amilcingo, junto con otros pueblos, colectivos y organizaciones hemos exigido justicia”, siguió Velázquez en el único discurso leído en la protesta.

“El asesinato de Samir es un asesinato político, porque sucedió en un contexto político y fue por su labor en defensa de derechos humanos y comunicador indígena. No permitiremos que desdibujen las razones de su muerte a versiones infundadas que pretenden desviar la gravedad de su asesinato en un contexto donde se ha incrementado gravemente el asesinato de defensores de derechos humanos, de defensores del territorio y de periodistas, mientras el gobierno no hace nada”, concluyó

Samir Flores fue asesinado el 20 de febrero pasado a las puertas de su casa. Su asesinato ocurrió a unas horas de que se realizara la consulta convocada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador respecto del Proyecto Integral Morelos. Unos días antes, el mandatario había llamado “radicales de derecha” a los opositores a la termoeléctrica.

La fiscalía local realiza las investigaciones, pero unos días después del asesinato debió admitir públicamente que perdió una cartulina, que según los habitantes de Amilcingo nunca existió, en la que se señalaba que el asesinato estaba relacionado con la delincuencia organizada. Hasta el momento no hay detenidos, a pesar de que han pasado tres meses.