Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El fiscal dijo a diputados que hay presiones para que renuncie, pero no lo hará. Se dijo víctima de una persecución política - Foto: Congreso de Morelos

Me quieren obligar a renunciar, no lo haré: Carmona Gándara

“No soy del equipo del gobernador, me han presionado para que actúe contra sus adversarios, me han ofrecido salida digna, pero tengo un prestigio qué defender”, dice a diputados locales

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 2071

Publicado: 18/09/21 04:54

 

El fiscal general de Morelos, Uriel Carmona Gándara, aseguró que desde 2018 ha recibido fuertes presiones para que actúe penalmente contra diversos personajes identificados como adversarios de Cuauhtémoc Blanco, o en su caso, renuncie al cargo para que sea otro quien actúe como el gobierno quiere, pero “no lo haré, continuaré en el cargo, porque no debo nada”, sostuvo.

Durante su comparecencia semestral ante diputados del Congreso del Estado, Carmona Gándara, notario público designado Fiscal por nueve años durante la Administración del perredista Graco Ramírez, aseguró que no ha cometido ningún delito, por lo que adelantó que no dejará la titularidad de la Fiscalía General de Morelos.

“Se trata de una persecución política, yo no he cometido ningún delito. Durante estos tres años de esta Administración del Poder Ejecutivo se me ha presionado de diferente maneras y por diferentes personas de alto nivel en la política estatal y nacional para obligarme a renunciar.

«Yo he sido muy prudente en revelar quiénes son estas personas porque creo que en un cargo de alta responsabilidad y compromiso social pues puede tratarse de los gajes del oficio, problemas inherentes a una función autónoma de tal envergadura, por eso he sido prudente”, dijo el Fiscal al responder sobre su situación jurídica.

Uriel Carmona está acusado de cometer el delito de Ejercicio Indebido del Servicio Público por asumir el cargo de Fiscal sin contar con evaluaciones de control y confianza. Sin embargo frente a los diputados el funcionario dijo que la Constitución de Morelos no establece como uno de los requisitos para asumir el cargo contar con esos exámenes al momento de ser designado Fiscal General.

“Desde 2018, como no soy del equipo de trabajo de nuestro Gobernador, él solicitó mi destitución ante este Congreso en la Legislatura 54, acusándomele que yo no tenía estas evaluaciones. Yo promoví en la vía constitucional y el resultado fue positivo para mi persona. Desde 2018 eso quedó juzgado en tribunales federales”, dijo.

Carmona insistió en que es un perseguido político y que incluso para que deje la Fiscalía del Estado le han ofrecido una “salida digna”, sin precisar quiénes lo han tratado de convencer.

“Incluso se me ha propuesto una salida digna, una salida consensada, pero yo creo que tengo la alta responsabilidad que me dio el pueblo de Morelos en la vía indirecta y no estoy a salta de mata, yo no he cometido ningún delito, si la Fiscalía me requiere yo voy a comparecer, si un juez penal federal me cita, yo voy a comparecer, y si se dicta una orden de aprehensión en mi contra no me voy a esconder, porque yo no he cometido ningún delito, yo no he cometido ningún delito.

“Por eso es que estoy dando la cara ante el pueblo de Morelos por conducto de sus representantes, no tengo nada de qué avergonzarme, el prestigio de muchas décadas mi familia, de muchas décadas de mi familia, no voy a permitir que se trastoque por un interés político”, dijo. “Nada más la calle de aquí afuera donde está este Congreso es el nombre de un familiar mío y esa honra, ese prestigio, vale más incluso que la vida, así que aquí me van a tener hasta donde tope”.

Adelantó que mantendrá su defensa en el ámbito jurídico a través de los medios de impugnación que estén a su alcance. “Lo voy a hacer con mucho respeto para las instituciones, jamás denostaré, ni le faltare el respeto ni a la cámara de Diputados, ni al Poder Ejecutivo de mi Estado, pero la realidad es que se está presionando fuertemente para obligarme a renunciar a la Fiscalía del Estado”, expresó.