Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Teresa Castellanos y otros opositores al Proyecto Integral Morelos - Foto: Especial

“No queremos una masacre, pero seguiremos resistiendo”: opositores a la termo

“Llegaremos hasta las últimas consecuencias” para detener el Proyecto Integral Morelos, advierten en Huexca; López Obrador “miente”; aseguran que hay ocho suspensiones, algunas de ellas, de plano

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 553

Publicado: 11/09/20 07:24

 

Habitantes de Huexca y de otros poblados del oriente de la entidad, que se oponen a la puesta en marcha del Proyecto Integral Morelos (PIM), advirtieron que “llegarán hasta las últimas consecuencias” para detener su puesta en marcha, a pesar de lo que ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador: “no queremos una masacre, pero no nos va a amedrentar”.

En conferencia de prensa, habitantes de esta comunidad ubicada en Yecapixtla, al oriente de Morelos, los opositores insistieron en que el mandatario federal “miente”, pues existen al menos seis suspensiones de plano y provisionales, así como otros ocho que han interpuesto distintos pueblos del oriente de Morelos y del poniente de Puebla.

Y es que este jueves por la mañana, López Obrador y una parte de su gabiente aseguraron que ya no existen obstáculos legales que impidan la continuación del PIM, que incluye, dos centrales termoeléctricas ciclo combinado, una de las cuales está lista para operar, así como un gasoducto que comienza en Tlaxcala, atravisa Puebla y llega hasta el oriente de Morelos. Así como un acueducto para llevar agua que enfríe las turbinas de la central generadora.

Sin embargo, Teresa Castellanos Ruiz, habitante de Huexca e integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua y de la Asamblea Permanente de los Pueblos del Estado de Morelos, dijo que lo anunciado por el Presidente y sus colaboradores “es falso”.

“Es un golpe muy fuerte lo que acaba de anunciar Andrés Manuel porque todo el proceso legal que se está llevando a cabo, pues no sé cómo lo ha podido desechar porque tenemos más de 10 amparos que entre ellos hay como ocho vigentes todavía. Sí me preocupa un poco esa noticia que da el Presidente porque se me hace como tanta mentira que está diciendo por el proceso que nosotros llevamos”, expresó.

En entrevista, esta mujer que ha tenido que salir varias veces de la comunidad por la persecución en su contra, describió los juicios de amparo que han ganado en contra de la operación de “la termo”.

“Hay uno que ganamos nosotros, que es la comunidad de Huexca, donde dice que la termoeléctrica no puede desechar sus aguas de regreso al Río Cuautla, ese es un definitivo y otro donde, lo gana Amilcingo, donde dice que el gasoducto no puede pasar por zona de Amilcingo, entonces esos son definitivos, hay otro que tiene Moyotepec donde el agua (del Río Cuautla) tampoco la puede tocar y otros más que son de Tlaxcala. Son varios amparos que tenemos que yo no sé cómo el Presidente se atreve a decir todo esto o cuál es la razón”, dijo.

Además de la lucha legal, añadió, los pobladores, campesinos y ejidatarios de la región oriente de Morelos mantienen un movimiento social en contra del Proyecto, surgido en el sexenio de los panistas  Felipe Calderón y Marco Adame Castillo, impuesto por los gobiernos del priista Enrique Peña Nieto y el perredista Graco Ramírez, y continuado por López Obrador y Cuauhtémoc Blanco Bravo.

“Además de lo legal, pues las comunidades que estamos en resistencia y que estamos diciendo que no queremos ese megaproyecto”, dijo. En un intento por legitimar el proyecto, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador realizó, a través de la su Secretaría de Gobernación, una consulta ciudadana, en febrero de 2019.

En el marco de ese ejercicio, el activista Samir Flores Soberanes, habitante de la comunidad de Amilcingo  y uno de los principales opositores al PIM, fue asesinado en la puerta de su casa.

“Recuerde que cuando fue la consulta, que nosotros esperábamos que nos diera otra noticia (López Obrador) y nos sale con una consulta, entre esos días de la consulta, cuando nos agrede y nos dice que somos radicales de izquierda y ultraconservadores y que en definitiva nos dice a gritos y a sombrerazos la termo va, en esos días es asesinado Samir, entonces es lo que a nosotros nos preocupa demasiado porque hoy con esta noticia ¿qué va a pasar?”, expresó.

Como parte de su lucha contra la operación de la termoeléctrica, campesinos de Ayala mantienen un plantón con el que impiden que se concluya la construcción del acueducto que tomaría agua del Río Cuautla para llevarla a la central de ciclo combinado en Huexca.

“Seguimos con los amparos, seguimos pues en esta resistencia apoyando a los compas del plantón que está ahí, que tiene más de tres años ese plantón ahí en Ayala, día y noche y que vamos a seguir ahí y los campesinos también que están defendiendo el agua están dispuestos a estar ahí y hasta donde tope, como lo han dicho ellos, porque al final de cuentas hace muchísimos años, cuando el General Zapata luchó por la tierra, fue para la repartición y para que se cuidara la tierra y el agua, los montes, los valles”, recordó.

“Hoy nuevamente nos hace esta traición un presidente maderista que quiere levantar el nombre del General Zapata con una termoeléctrica, no se vale, y los campesinos junto con las comunidades estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias por defender lo que nos pertenece por derecho”, expresó Castellanos Ruiz.

Desde ahora, dijo, los opositores al proyecto esperan la represión del gobierno de Andrés Manuel: “Estén alertas a lo que pueda pasar porque para nosotros el que Obrador hable de esta manera es como una agresión definitiva para las resistencias, nos está poniendo en riesgo, entonces les pedimos estar alertas y que nos apoyen”.

“Como estamos viendo las cosas sabemos que lo va a hacer, estamos viendo mucha violencia que está ejerciendo este Presidente que dice que no iba a haber represión, que la 4T era distinta y vemos que es todavía peor que como estaba  el anterior Presidente Peña Nieto, la verdad es que tememos demasiado, pero mira, no hay una preparación porque créeme que ni los comas de Chihuahua estaban preparados para esto, tuvieron que agarrar palos, tuvieron que agarrar láminas, tuvieron que agarrar plásticos para poder defenderse”, comentó.

Lo que no quieren que ocurra, concluyó, es una masacre contra el pueblo de Morelos. “Nosotros no queremos una masacre y no le tiramos a eso, le tiramos a que las cosas se vayan de la mejor manera, pero si no hay de otra, no estamos preparados, pero en ese momento va a haber la forma, hay organización, eso sí, pero no sabemos cómo va a reaccionar toda la gente, al final de cuentas no todos tenemos el mismo pensar”, dijo.