Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Alcaldes, alcaldesas y diputadas en conferencia de prensa para hablar sobre sus motivos para rechazar la reforma electoral - Foto: Especial

Gobernador y delegado amenazaron a alcaldes para aprobar reforma electoral

Cuauhtémoc Blanco y Hugo Eric Flores los presionaron y amenazaron con meterlos a la cárcel o hacerles auditoría si no aprobaban la reforma que beneficiaba al Partido Encuentro Social; la reforma no tiene efecto, se aplicará la anterior ley

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 138

Publicado: 09/06/20 06:29

 

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo y el delegado de los programas de desarrollo social del gobierno federal, Hugo Eric Flores Cervantes, presionaron y hasta amenazaron a los presidentes municipales de la entidad para obligarlos a apoyar la reforma electoral aprobada hace una semana en el Congreso local y que fue rechazada el domingo pasado por la mayoría de los cabildos, dejándola sin efecto.

La reforma favorecía al Partido Encuentro Social (PES), que apoyó al presidente Andrés Manuel López Obrador en su campaña, y al propio exfutbolista. De hecho, luego de perder el registro en las pasadas elecciones, logró recuperarlo a nivel local. El propio Flores Cervantes fue el líder nacional de esa fuerza política.

La legislación rechazada dejaba sin efecto el candado que impide al PES coaligarse con otros partidos en las elecciones del próximo 2021, además de que lo beneficiaba a la hora de distribuir los diputados plurinominales de esos comicios. Por eso, hubo una “operación política” primero en el Congreso local, y luego con los alcaldes.

En conferencia de prensa, esta mañana 18 presidentes municipales y seis diputadas que rechazaron la reforma, denunciaron públicamente la “presión” de que fueron objetos. Enrique Alonso Plascencia, exalcalde de Tlaquiltenango y actual presidente del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal de Morelos (Indefomm), aseguró que las presiones llegaron hasta las amenazas.

“Lamentamos la triste situación que vivieron los distintos alcaldes y alcaldesas del estado, porque algunos fueron tentados con recursos económicos para votar a favor, directamente de sus operadores que hoy trabajan y son servidores públicos en el gobierno y que algunos tienen secretarías y algunos tienen una delegación, hasta amenazan con meterlos a la cárcel si votaban por rechazar la reforma electoral”, sostuvo.

Sin mencionarlos, los alcaldes, alcaldesas y diputadas, reunidos frente al Palacio de gobierno, hicieron alusiones directas al gobernador de Morelos, a varios secretarios y secretarias del gabinete, así como al representan de López Obrador en Morelos, Flores Cervantes. Algunos presidentes municipales afirmaron que incluso en algunos lugares, les enviaron protestas de supuestos militantes para presionarlos con la aprobación.

“El objetivo era dar ventaja a ciertos partidos políticos, exclusivamente a uno, cuyo interés fue tan alto que provocó movilizaciones de sus representantes para solicitarnos la aprobación”, dijo la alcaldesa Luz Dary Quevedo, de Tetecala. “Hubo una operación política muy intensa de los partidos políticos. También de legisladores, del propio gobernador, el delegado federal que tenemos aquí haciendo cuestiones políticas”, reveló Agustín Alonso, alcalde de Yautepec.

Alonso Plascencia reveló incluso que el cabildo de Temoac preparó el voto en contra de la reforma, pero finalmente lo tuvo que cambiar, porque el presidente municipal Valentín Lavín Romero fue amenazado con “meterlo a la cárcel”. A otros más los amenazaron con auditorías que sacarían a la luz presuntos desvíos de recursos.

Fueron 18 presidentes municipales presentes en la conferencia incluyendo a los de Cuernavaca y Cuautla, con militancia en Morena. La reforma electoral constitucional además ampliaba de 20 a 24 el número de legisladores, pero el voto de rechazo de los cabildos, convertidos en Constituyente Permanente, hace que las próximas elecciones se organicen con la misma legislación de 2018.