Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El personal médico sigue siendo afectado por la pandemia en Morelos - Foto: Especial

Van cuatro médicos y tres enfermeras muertos por Covid-19

Reconocen autoridades que en Atlacholoaya hay 18 internos aislados por síntomas de coronavirus, además murieron ya una custodia y dos internos; el coordinador de penales en la entidad está aislado por sintomatología

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 143

Publicado: 22/05/20 07:00

 

En las últimas 24 horas, el número de muertos entre personal de salud se incrementó a cuatro médicos y tres enfermeras, mientras que en el penal de Atlacholoaya, murió una trabajadora de custodia y un interno, además de otro interno del penal de Jojutla, de acuerdo con las autoridades del gobierno del estado.

Morelos sumó cuatro trabajadores de la salud más a las víctimas mortales por Covid-19, para hacer un total de cuatro médicos y tres enfermeras desde el inicio de la pandemia y de la detección del primer caso de coronavirus en la entidad, el pasado 19 de marzo de 2020.

Hasta el momento han sido infectados por el coronavirus 168 trabajadores de la salud, de los cuáles han fallecido siete, cuatro médicos y tres enfermeras; de los infectados acumulados son 66 médicos, 71 enfermeras, 27 otros trabajadores de la salud, administrativos, odontólogos, laboratoristas, e incluso un estudiante de medicina.

Además, durante las últimas horas, una trabajadora de custodia del penal de Atlacholoaya, de nombre Silvia de 54 años, así como un interno de ese penal y otro más de una cárcel distrital en Jojutla, perdieron la vida a consecuencia del Covid-19, según el informe de esta tarde de las autoridades del gobierno del estado.

Se informó que “no existen personas privadas de la libertad, confirmadas con Covid-19” en el centro penitenciario de Atlacholoaya, el más grande de la entidad. Sin embargo, hay 18 internos que han presentado signos de padecimientos respiratorios, pero ninguno ha sido confirmado como caso de coronavirus.

Sin embargo, de acuerdo con Mario Vargas Santomé, secretario particular de la CES, la trabajadora de custodia “se reportó vía telefónica, bueno, sale de su servicio el día 8 de mayo, reporta el día 11 de mayo que tiene ciertos padecimientos que podrían estar relacionados con Covid-19 y posteriormente es necesario que sea conducida a un centro de salud donde se confirma que sí tenía el coronavirus y lamentablemente pierde la vida, su acta de defunción dice Covid-19”.

En tanto, reconoció que un interno de nombre Isidro, quien tenía varias comorbilidades, falleció también víctima del coronavirus: "Con referente a la situación de una persona nombrada como Isidro ‘N’, pues también tenemos que decir la cuestión de que esta persona que se encontraba dentro de los grupos vulnerables fue conducida al sistema de salud, primeramente, a un hospital público y después por solicitud expresa a un hospital privado, y también falleció por Covid-19”.

Además, dijo que, en la cárcel distrital de Jojutla, murió otro interno, del que no se identificó su nombre. Dijo que el diagnóstico fue paro cardiorespiratorio y tenía comorbilidades de diabetes e hipertensión.

En el caso del interno Isidro, quien falleció en Atlacholoaya, la familia denunció que las autoridades no permitieron que se les entregaran medicamentos o atención médica. En entrevista, su abogado Ricardo Sánchez Bautista, advirtió que se iniciará una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos: “Vamos a presentar una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, también una denuncia penal por las irregularidades en las que incurrió la directora del centro penitenciario, primero a no prestarle la atención médica a la que está obligada a cualquier interno, dos a no acatar un mandato judicial en el cual la juez le ordenaba que trasladara al interno Isidro Rodríguez Sánchez a un hospital particular para su atención”.

También se informó que el coordinador del Sistema Penitenciario de la entidad, Jorge Israel Ponce de León Bórquez, se reportó con temperatura superior a 38 grados, así como cuerpo cortado, por lo que se encuentra en aislamiento desde hace unos días, sin que se haya confirmado que padece el coronavirus.