Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Las dos imágenes de la izquierda muestran aspectos del paquete entregado a "morelenses distinguidos" con el informe de actividades del DIF-Morelos. A la derecha, una muestra de la caja con pantalla, con valor de entre 25 y 50 dólares - Foto: Especial

DIF-Morelos distribuye informe a través de dispositivo electrónico

Se trata de una caja con pantalla electrónica cuyo valor oscila entre 25 y 50 dólares; al abrir la caja comienza el video en el que se explican las actividades realizadas por el organismo en el 2019; se trata del primer informe de la esposa del gobernador

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 328

Publicado: 15/04/20 08:55

 

En plena contingencia sanitaria, DIF Morelos, que preside la brasileña naturalizada mexicana, Natalia Rezende Moreira, esposa del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, distribuyó el primer informe de actividades a través de una serie de videos en redes sociales, pero también lo envío a empresarios y “morelenses destacados”, usando un dispositivo electrónico cuyo valor oscila entre los 25 y los 50 dólares.

El dispositivo es una caja de presentación de videos o video presentation box, como es conocida en inglés. es decir, una caja de madera en cuya tapa se encuentra una pantalla de video misma que trae programado el informe del DIF, la caja contiene además un documento en el que se amplían los datos y cifras presentados en el informe de la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. La caja utiliza un cargador eléctrico. Si se solicitaron al proveedor mil dispositivos, a un costo medio de 30-35 dólares cada uno, el costo sería de 30 mil a 35 mil dólares.

Al abrir la caja comienza a correr el primer video en el que aparece la exmodelo brasileña, quien se define como “una mujer de trabajo que me involucro al cien por ciento en todo lo hago, y por ese motivo, decidí conocer a fondo cada uno de los municipios del estado, y eso me permitió visitar aquellas comunidades más alejadas y de difícil acceso”.

Luego asegura que “asumió” un compromiso por Morelos y que encontró “a muchas familias que me permitieron escucharlas y entender sus necesidades. Vi una gran oportunidad en mejorar la vida de aquellos que no tienen voz y he comprobado que cuando haces las cosas de corazón, logras grandes resultados”, se escucha con un español perfecto con acento portugués.

Luego se presentan los seis ejes en los que se enmarcaron los programas sociales: 1) De corazón por la alimentación; 2) De corazón por la niñez y la juventud; 3) De corazón por las familias; 4) De corazón por las personas mayores; 5) De corazón por la inclusión; y, 6) Ayudamos de corazón. Cada uno es un video separado que amplía las actividades y “logros” del primer año de labores.

El folleto que se incluye en la caja está hecho en papel couche a selección de color, incluye fotografías de las acciones, así como la explicación ampliada de los ejes, las actividades y demás. Todo en los colores institucionales de la gubernatura de Cuauhtémoc Blanco Bravo, en el que predomina el bugambilia.

De acuerdo con la Ley de Asistencia y Corresponsabilidad Social para el Estado de Morelos, que crea y establece las bases y procedimientos del Sistema Estatal de Asistencia Social, cuyo organismo público descentralizado es el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF-Morelos, su presidenta debe presentar un informe anual de actividades.

El artículo 28 fracción VII del mencionado ordenamiento señala: “corresponde al presidente o presidenta del Sistema rendir un informe anual de las actividades realizadas por el Sistema, ante los miembros del Patronato, de la Junta de Gobierno y funcionarios del Sistema”.

De acuerdo con el gobierno del estado, el informe estaba programado para el mes de marzo, sin embargo, debido a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, se fue posponiendo, sin embargo, este 15 de abril a las oficinas y domicilios de un grupo selecto de actores sociales y políticos de Morelos, llegó la caja-video con el informe, además de que ha sido difundido en las redes sociales del DIF.

El Centro de Investigaciones Morelos Rinde Cuentas obtuvo los Estados Financieros del Mes de diciembre de 2019 de Sistema DIF Morelos, a través de la consulta en la Plataforma Nacional de Transparencia. El documento al que Apro tuvo acceso establece que, durante ese año, el DIF tuvo un presupuesto total en 2019 de 406 millones 196 mil 236 pesos con 42 centavos.

El 99.44 por ciento de ese presupuesto, es decir, 403 millones 937 mil 663 pesos con 93 centavos, fueron conformados por “participaciones, aportaciones, transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas” provenientes del presupuesto del gobierno del estado. En tanto que el restante .66 por ciento, 741 mil 485 pesos con 10 centavos, provino de un rubro conocido como “ingresos de gestión. Cuotas y aportaciones de seguridad social”.

Del total del presupuesto, el 30.8 por ciento, o sea, 125 millones 107 mil 152 pesos con 51 centavos, se destino al pago de servicios personales, es decir, salarios y honorarios del personal del Sistema. En tanto que el 54.76 por ciento, es decir, 222 millones 435 mil 713 pesos con 31 centavos, se destinó a la adquisición de “materiales y suministros”. Mientras que el 6.33 por ciento se destinó a servicios generales, esto es, 25 millones 699 mil 561 pesos con 99 centavos.

Y sólo se destinaron 7 millones 855 mil 103 pesos con 71 centavos, es decir, el 1.93 por ciento, a “ayudas sociales”, mientras que el doble, 14 millones 319 mil 181 pesos con 63 centavos, el 3.53 por ciento, se destinaron a “estimaciones, depreciaciones, deterioros, obsolescencia y amortizaciones”, rubro perteneciente a “otros gastos y pérdidas extraordinarias”.

Roberto Salinas, codirector de Morelos Rinde Cuentas, dijo en entrevista que el informe financiero no es tan exhaustivo como el de actividades que ha sido distribuido en dispositivos electrónicos. Dijo que falta información respecto a los servicios profesionales y la contratación de los servicios de limpieza, donde se ejercieron 3.9 millones de pesos. Además, dijo “no encontramos información respecto a la adquisición de alimentos en programas institucionales del cual se ejercieron 184 millones de pesos”.