Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El exgobernador de Morelos, Graco Ramírez - Foto: Margarito Pérez Retana

Imputan enriquecimiento ilícito a cercano a Gayosso Cepeda

Fue director general de Administración del DIF Morelos durante la gestión de Elena Cepeda de León, esposa del exgobernador Graco Ramírez; fue uno de los operadores del excandidato a la gubernatura

POR: Masiosare, Visitas: 403

Publicado: 28/06/19 08:56

 

Alejandro Alonso Arriola quien fuera titular de la Dirección General de Administración del Sistema DIF Morelos en tiempos de Graco Ramírez, fue imputado del delito de enriquecimiento ilícito, al haber adquirido, en menos de un año, dos propiedades por alrededor de 15 millones de pesos, lo que no correspondía a sus ingresos como funcionario público.

El imputado es amigo personal de Rodrigo Gayosso Cepeda, uno de los personajes que formó parte de la red que construyó el hijo de Elena Cepeda de León, esposa de Graco Ramírez, quien impuso a sus amigos en puestos clabes del gabinete para el manejo de los recursos públicos. En este caso, ocupó la dirección administrativa del DIF.

La imputación fue realizada por el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, con la narración y presentación de pruebas dado que el imputado adquirió entre ocubre de 2012 y julio de 2013, propiedades de bienes inmuebles por 14 millones 826 mil 717.96 pesos.

Destacan entre ellas dos departamentos por más de 500 mil pesos cada uno; además de un terreno con valor superior al millón y medio de pesos, ubicado en el poblado de Acapantzingo; así como una casa en la colonia Vista Hermosa, de Cuernavaca, que está valuada en más de siete millones de pesos, entre otros. La presunción es que los bienes inmuebles habrían sido comprados con recursos del erario.

El juez determinó como medida cautelar que el imputado tenga que firmar cada mes en lo que se desahoga el proceso; además de que se le ordenó que no abandone el país, por lo que se le requirió su pasaporte. Sin embargo, la Fiscalía que dirige Juan Salazar Nuñez, también excolaborador de Graco Ramírez, tuvo varias erratas dado que no consiguió prisión preventiva, así como el hecho de que no pudo conseguir la extinción de dominio de una de las casas del imputado.