Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Miguel León-Portilla, "maestro de maestros", como lo llamó la UNAM - Foto: Especial

El ensayo de hoy: León Portilla

Publicado originalmente el 3 de octubre. En el caso mexicano, la historia no sólo la escribieron los vencedores, también los sabos indígenas supervivientes pudieron decir y poner por escrito su testimonio

POR: José Antonio Lugo, Visitas: 211

Publicado: 07/10/19 07:37

 

De La historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo:

"Y como Cortés vió y entendió y le dijeron que venía el gran Montezuma, se apeó del caballo, y desde que llegó cerca de Montezuma, a una se hicieron grandes acatos. El Montezuma le dió el bien venido, y nuestro Cortés le respondió con doña Marina que él fuese él muy bien estado".

De Visión de los vencidos, de don Miguel León Portilla:

"Se ha repetido que la historia la escriben siempre los vendedores. En este caso la afirmación es sólo verdad a medias. Los sabios indígenas supervivientes también pudieron decir y poner por escrito su testimonio: "todo esto pasó con nosotros, nosotros lo vimos, nosotros lo contemplamos, con esta lamentosa y triste suerte nos vimos angustiados...". En los textos que en su lengua nos dejaron quedó su relato, la visión de los vencidos. Catarsis es valorar, más allá de filias y fobias, las palabras de vencidos y vencedores. Querámoslo o no, en la doble herencia, indígena e hispánica, están las raíces más profundas de la realidad histórica de México".

Don Miguel tuvo dos profundas influencias, la del arqueólogo Manuel Gamio y la del padre Ángel María Garibay, traductor de los textos indígenas. Con esa doble raíz, dio voz al silencio: “flor y canto” (in xóchitl, in cuícatl). Gracias, Maestro, ¡buen viaje a Mictlán!