Masiosare agencia de noticias

Masiosare
La imagen, en La Habana - Foto: Especial

Más allá de la Twitósfera: Cuba hoy: sin turistas pero con internet y… ¿vacunas?

¿Por qué la obsesión en México y Estados Unidos con la diminuta isla en el Caribe?; Cuba tiene varios proyectos de vacuna anti-covid y está prometiendo que inoculará a todos los turistas que vayan

POR: Estefanía Capdeville, Visitas: 645

Publicado: 14/04/21 01:54

 

Cuando yo estudiaba la carrera de Relaciones Internacionales, interrumpí la clase de multilateralismo de un aclamado profesor francés para preguntarle sobre el Deshielo Cubano de Obama, el fin del famoso embargo comercial. El profesor, harto como quien ha escuchado la misma cosa 100 veces, respondió: solo a los mexicanos les importa esa isla diminuta en medio del Caribe. Europa no considera a Cuba entre sus relaciones. Ni Rusia ni China ni India.

La verdad es que yo no lo esperaba. En esos días la universidad estaba llena de conferencias y paneles de expertos sobre la relación Cuba- Estados Unidos, retos y oportunidades para México, Historia de Cuba 1, 2 y 3. Pero el profesor francés tenía razón: todos los profesores expertos eran mexicanos y americanos. Entendí su exasperación. 

Y por supuesto que cuando leí que Cuba estaba en la fase 3 de su propia vacuna, no resistí el mexicano impulso de obsesionarme por esa isla diminuta.

La Soberana-2, producida por BioCubaFarma, una empresa estatal, está siendo probada en 44 mil participantes y 100 mil dosis más se enviaron a Irán para pruebas. Cabe resaltar que la isla cuenta con cinco proyectos de vacuna y, como dato curioso, una de las vacunas que también se encuentra en fase 3 fue bautizada con el nombre de Abdala, como la obra teatro escrita por Jose Martí.

El plan de Cuba es vacunar a toda la isla y vender el excedente de vacunas a sus aliados: Venezuela y Bolivia. Pero el plan va más allá, la vacuna es la promesa para reactivar el turismo, pues prometen vacunar a todos los turistas que vayan a la isla.

¿Por qué enfocarse en los turistas? porque es el 10 por ciento del PIB y obvio, a raíz de la pandemia se han visto fuertemente impactados, por lo que buscan reactivar el turismo lo más pronto posible.

Dejando de lado las dudas que todos tenemos sobre la vacuna cubana -qué pruebas y certificaciones tiene, si es 1 o 2 dosis, cómo están haciendo para comprar insumos farmacéuticos para la producción, etc- seguramente habrá algunos turistas que sí visiten la isla por la promesa de la vacuna.

Y en su propósito de convertirse en el nuevo paraíso para los turistas, Cuba ya tiene lo más importante para cualquier viajero: internet. Porque debe ser irresistible compartir una story en el mar de Varadero o las casas coloniales de La Habana.

Inmediatamente después que se levantó el embargo, Google “ofreció” poner servidores en la isla y hoy, en menos de cuatro años, más del 50 por ciento de la población de la isla cuenta con red 3G. Previo a esto, los cubanos tenían que comprar el internet por hora y utilizaban equipos enviados desde Miami y VPNs para poder acceder a internet.

Otro dato interesante sobre el internet en Cuba es que mientras existía el embargo económico, las personas no podían acceder a las apps de Google ni a servicios de redes sociales. Por lo que compraban en los llamados “doctor celular” USBs con las apps -whatsApp, facebook- para comunicarse con sus familiares fuera de la isla. También, crearon una App cubana llamada IslaAdentro que contaba con publicidad e información sobre todos los sitios turísticos de la isla. Esta App también se compartía en USBs conectadas a los teléfonos.

Y en conclusión, parece que Cuba promete ser el paraíso post-covid: vacunas, internet para hacer home office y playas paradisíacas. El único problema: ¿funciona? Es decir, ¿Cómo podemos saber que la vacuna funciona si no cuentan con el respaldo de Covax?. ¿Cómo podemos asegurarnos de la velocidad de conexión a internet?

En Cuba siempre ha sido todo muy incierto. Pero tal parece que ese es el misterio que hace que México y Estados Unidos llevemos 60 años obsesionados con esa isla diminuta del Caribe.

Para más ideas inconexas, en @yeyicapdeville