Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El líder opositor a Putin en Rusia, Alekséi Navalny, detenido en 2012 (Imagen: AFP) - Foto: Agencias

Más allá de la twíitósfera: ¿Por qué Rusia volvió a importarnos?

¿Qué pasa en Rusia? La popularidad del presidente Putin ha caído casi un tercio en los últimos cinco años; ha surgido un opositor fuerte; Rusia está cambiando; el gobierno de Biden abre puertas a los opositores

POR: Estefanía Capdeville, Visitas: 231

Publicado: 02/02/21 04:24

 

Nací en 1993. Eso quiere decir que durante casi toda mi vida Rusia ha sido un país muy pero muy lejano que no tiene nada que ver con México. Reconozco que para las generaciones previas a la mía, Rusia fue un país inmenso y poderoso que dictaba el balance de poder del mundo. Pero para mi generación Rusia fue un país lejano y nada más.

En el último año todo cambió. De repente el Presidente de México llama a Putin al día siguiente de la primera llamada de Biden como si quisiera equilibrar una balanza que ya no existe. ¿A qué se debe esta cercanía? Parece que todo es por la vacuna Sputnik V, aunque los mal pensados dirán que es el viejo juego mexicano de “los no alineados”.

Pero Rusia es noticia no solo porque su vacuna está compitiendo con la de los exitosos de siempre -Inglaterra, Estados Unidos y China- sino porque al parecer Putin está teniendo problemas para controlar su país. Parece ser que la sociedad rusa está cansada de los más de 20 años de Putin en el poder y, por supuesto, éste se está defendiendo.

¿Qué está pasando en Rusia? Comencemos desde el principio, en 2014 durante el conflicto de Crimea, Putin era el Presidente más querido del mundo con una aprobación del 87%. Pero en los últimos años la popularidad del Presidente ha ido en picada y hoy los encuestados que declaran sentir admiración o simpatía por Putin han caído al 29%.

Y por supuesto, ante esta debilidad ha surgido un rival: Alekséi Navalny. La historia entre Navalny y Putin es de película. Navalny comenzó como un activista político que se movía principalmente en redes sociales. Su popularidad lo llevó en 2018 a competir en las elecciones presidenciales contra Putin pero un tribunal lo vetó de la contienda por malversación de fondos.

En agosto de 2020 Navalny fue envenenado mientras hacía campaña en Siberia, y fue entonces cuando el mundo comenzó a tomar partido por el opositor de Putin. Mientras estuvo en coma, Navalny fue trasladado a Alemania en donde fue tratado y recibió protección del gobierno.

El 17 de enero, ya recuperado, Navalny volvió a Moscú. Anunció a través de un mensaje en sus redes que iba a regresar para seguir luchando contra Putin. Miles de personas se reunieron en el aeropuerto para recibirlo pero cuando iba a aterrizar su avión, misteriosamente cambió la ruta y su vuelo aterrizó en otra ciudad en la que inmediatamente fue arrestado.

Pero Navalny tenía un as bajo la manga. A los dos días de ser arrestado, publicó en Youtube un video de dos horas en donde muestra el palacio de Putin a las orillas del Mar Negro. El famoso palacio es de una extravagancia y lujo al estilo Versalles. Vale la pena ver las imágenes captadas con un dron.

Pero lo más interesante fue la reacción de los ciudadanos rusos: 100 ciudades rusas se llenaron de protestas, hubo más de 3 mil 600 personas arrestadas y la policía utilizó gas y golpes contra los manifestantes.

Las enormes protestas por el arresto de Navalny parecen ser el eco de las protestas de hace un mes en Bielorusia. El reclamo es el mismo: basta de la corrupción de los autócratas y elecciones limpias y justas.

En conclusión, Rusia está cambiando. Y con el gobierno de Biden que es abiertamente anti-Putin, se abren nuevas oportunidades para los opositores así que estoy segura de que vamos a seguir escuchando de la Madre Rusia.

¿Cuál va a ser el papel de México ante este nuevo concierto internacional? pues no parece ser muy clara la postura de política exterior de este gobierno, pero el simple gesto de traer 6 millones de vacunas Sputnik es una señal de que queremos jugar el juego.

Para más ideas inconexas, en @yeyicapdeville