Masiosare agencia de noticias

Masiosare
La toma del Capitolio por parte de simpatizantes de Donald Trump, el miércoles 6 de enero de 2021 (Imagen: Reuters) - Foto: Agencias

Elecciones, votaciones y derrotas, para el 2021

A 13 días del relevo en Estados Unidos, Trump favorece la polarización; en tanto, México espera una de sus elecciones más complejas, lo que se hace más complicado por el panorama norteamericano

POR: Aleida Alarcón, Visitas: 380

Publicado: 07/01/21 05:37

 

El gobierno de los Estados Unidos cambiara de mandatario en 13 días; mientras tanto las movilizaciones de ciudadanos provocadas por el presidente Donald Trump fortalecen la polaridad de la población; las fuerzas políticas demócratas convocan a la aplicación de la ley para que se deje de infundir el odio y violencia en razón a una derrota no aceptada abanderada por injustificadas declaraciones de fraude masivo electoral por el actual líder del país del norte, en la que el pasado 6 de noviembre Joe Biden se hace presidente electo virtual. 

Hoy por la madrugada del 7 de enero el Congreso norteamericano ratifica la victoria del demócrata para gobernar al país más poderoso de América, por ende, el presidente Trump en declaración promete una transición ordenada; sin embargo, su discurso de inconformidad y de polarización continúa mermando en el pensamiento de la ciudadanía norteamericana, dejando una memoria violenta en la historia de la democracia de los Estados Unidos país legitimado en el mundo por el ejercicio pleno de la ley y su democracia.

Esto permeara el ambiente electoral en México, el mensaje que deja en la agenda Trump sobre la derrota electoral, abre la puerta a inconformidades que se generen en la contienda local de cada entidad federativa para junio de 2021, ya que, aunque no en todos los estados se elegirán poderes ejecutivos, sí se renuevan los legislativos y alcaldías; esto nos marca como una jornada de elección sin precedentes, como la más grande de la historia. 

Con ello habrá que leer los discursos, posturas y campañas a favor o en contra de todos los participantes para mantener un ambiente democrático civilizado y en el ejercicio de la réplica, hoy en Guerrero se está viendo un fenómeno de polarización debido al candidato elegido por su partido (Morena) quien está teniendo la dificultad del mismo respaldo hacia el interior de su institución partidista; las tribus políticas están entrando al juego de las acusaciones y defensas para legitimar al seleccionado de acuerdo a encuestas, sin embargo se ve oscurecido por un tema de violencia contra las mujeres y que será difícil limpiarse de éste aunque la misma ley lo exima  contra denuncias judiciales. Empero, la población femenina se indigna al tener señalamientos un candidato a elección por violencia grave (una violación sexual) en contra de una mujer; la calidad de los perfiles en las contiendas tendrá mucho peso en cada jornada territorial de votaciones, la influencia de información en redes sociales estará jugando el papel coyuntural del resultado de las preferencias para las votaciones.

Otro ejemplo es en el estado de Baja California, quien después de ser confirmada la inconstitucionalidad de extender su gobierno Jaime Bonilla, la SCJN da apertura para que, en las próximas elecciones, el actual gobernador tenga que cumplir sólo con dos años de gobierno, eliminando la “ley Bonilla” que pedía extensión de la administración  para empatar las elecciones con otros estados que están prevista el 6 de junio de este 2021, de los 6 aspirantes al poder ejecutivo de Baja California, uno contenderá por el partido marrón, sin que el actual gobernador tenga la opción de ser reelecto.

Mientras que, en el partido del poder en funciones, se lucha y trabaja para armonizar sus selecciones internas a sus figuras a participar, los otros partidos están trabajando en bajo perfil de manera interna, ya que aprendieron que la unión hacia adentro de sus instituciones es la opción de sacar buenos resultados; hoy vemos líderes de opinión que están polarizándose y marcando su línea de pensamiento, la población se encuentra a la espera, los sentimientos comienzan a resurgir: la democracia, la libertad, la conservación, el resentimiento,  entre tantos más que la ciudadanía en México adopta de manera regionalizada, y es que si desde México se vio terrible el asalto al Capitolio en Estados Unidos, se condenó también desde la voz de líderes de países de Europa, como Boris Johnson (Inglaterra), Charles Michel (UE), Jeans Stoltenberg (OTAN) Pedro Sánchez de España, Italia hizo su manifiesto a través de Giuseppe Conte y por supuesto el primer ministro de Canadá Justin Trudeau; reprobando el suceso que marcara por siempre la estabilidad de la democracia moderna en el país más poderoso del mundo. Que también al parecer en el Sur de América se está tomando como respuesta a la política exterior que EE.UU. aplica, Maduro lo comento “con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado otros países con sus políticas de agresión” el mandatario venezolano pone en la mesa una respuesta también de división, abonando a la radicalización de las ideas y de las contiendas electorales que existirán en países de AL.

México es por geografía, la consecuencia de sucesos en América del norte; esperar que movilizaciones ciudadanas sean pacificas será complicado, debido a la multifactorialidad que existen en cada región del país, como son la migración, trasiego de drogas, robo de hidrocarburos, robo a transporte nacional (Ferrocarril), feminicidios, y muchos más; no será fácil, sin embargo, el pueblo mexicano estará participe de la obligación ciudadana, votar, para tener un país en el ejercicio democrático.

Esperando también, no contar con actores de elección que se inconformen con resultados de votos y de la jornada electoral para movilizar a sus simpatizantes; ya que en México una movilización social merma en el efecto dominó, mientras que, en Estados Unidos, la ley se aplica por encima de todos.