Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Los Big Tech en la mira, pues están cambiando el panorama político mundial - Foto: Especial

Más allá de la Twitósfera: ¿Por qué regular hasta ahorita a los Big Tech?

No todo es la elección en los Estados Unidos, el Congreso de aquel país sigue trabajando en la regulación de los monstruos tecnológicos, porque están cambiando el contexto político del mundo

POR: Estefanía Capdeville, Visitas: 343

Publicado: 13/10/20 09:37

 

Aunque todos los ojos están puestos en la elección, el Congreso de Estados Unidos continúa trabajando en la regulación para las empresas Big Tech (Apple, Amazon Facebook, Google) y esta semana tiene un anuncio. Al mismo tiempo, la Unión Europea sufre la filtración de su plan para regular a estas mismas empresas y para rematar, The Economist publica un estudio que demuestra con datos lo que todos ya sabemos: los Big Tech están cambiando el contexto político en todo el mundo.

Muchos anuncios en el mundo de la regulación de las empresas de tecnología. Comencemos por la primera: esta semana el Departamento de Justicia de Estados Unidos enviará una demanda a Google por abusar de su monopolio de búsquedas en línea. Y ¿por qué ahora? porque parece es uno de los pocos temas en los que Demócratas y Republicanos están de acuerdo: los Big Tech tienen que ser regulados y, aunque difieren en el cómo, ambos partidos están impulsando una regulación urgente.

Aunque esta demanda no parece que vaya a cambiar las prácticas monopólicas de Google porque no toca su principal negocio que son los anuncios, el que reconozca a la compañía como un monopolio parece sentar un precedente que pronostica que vendrán más paquetes de regulaciones...a esperar.

Y esto viene acompañado por una filtración del proyecto de la Comisión Europea para regular los servicios digitales, el cual se esperaba fuera presentado hasta diciembre. El Acta de Servicios Digitales de la Unión Europea está basada en el lema “lo que es ilegal offline también tiene que ser ilegal online” y propone una regulación “ex ante” que contempla 30 prácticas monopólicas que han sido utilizadas por los Big Tech para bloquear la entrada de nuevos consumidores, actuando como “gatekeepers”.

De ser final el documento filtrado, los Big Tech podrían enfrentar enormes cambios en los servicios de los que hoy todos somos consumidores, por ejemplo, Whatsapp de Facebook se vería obligado a aceptar mensajes desde otras Apps de mensajería y Amazon no podría vender sus propios productos en su plataforma. Veremos.

Pero ¿para qué regular a los Big Tech? ¿por qué de repente los legisladores más poderosos del mundo se unen para frenar el crecimiento de estas empresas?

En los últimos 10 años, se han sumado 4.1 billones de personas al mundo online cada año. De todas estas personas, me atrevo a afirmar que todas o casi todas son clientes de alguno de estos Big Tech. ¿No se pudo haber regulado antes?

Mi opinión es que los legisladores y reguladores, tanto estadounidenses como europeos, no se preocuparon mucho por este enorme crecimiento de los Big Tech hasta que comenzaron a afectar su propio juego: las elecciones.

Y hoy, cuando estas empresas ya tienen poder en todos los aspectos de nuestra vida, comenzamos (apenas) a tener datos más robustos sobre cómo están influyendo en los sistemas políticos. Ejemplo de esto es el estudio publicado por The Economist que muestra cómo el crecimiento de la adopción de internet móvil en 116países, reduce la confianza de los ciudadanos en sus gobiernos y en sus líderes.

Específicamente en el caso de europa, en 201 elecciones en 33 países que contempla el estudio, el voto a los partidos en el poder cayó en 4.7 puntos porcentuales después de que se adoptó el 3G en estos países. Es decir, el internet móvil bajó las preferencias de los votantes por los partidos “de siempre”, resultando como consecuencia que estos espacios fueron ocupados por partidos de corte populista.

¿Y en México? hagamos el mismo ejercicio del estudio. Entre 2014 (año de la Reforma en Telecomunicaciones) a 2018 (año de la elección) pasamos de 53.9 a 79.1 millones de personas conectadas a internet. Es decir, 25 millones de personas entraron a la vida online. Y, siguiendo el razonamiento de este estudio ¿podríamos decir que disminuyó la confianza de los votantes en su gobierno? yo diría que sí. ¿Podríamos concluir que esto perjudicó al partido en el poder? No sé si la única causa es el internet, pero digamos que definitivamente le fue mal. Y como consecuencia ¿este vacío electoral fue llenado por un partido de corte populista? esto no lo voy a responder pero seguro todos y todas ya tenemos una opinión formada en este tema...

Para más ideas inconexas, en @yeyicapdeville.