Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Las elecciones, todavía deben ser en urnas y papel. La imagen, en Morelos en 2018 - Foto: Margarito Pérez Retana

Más allá de la twitósfera: ¿por qué no podemos votar en internet?

Reflexiona sobre las causas del porqué todavía no es posible llevar a cabo elecciones por la vía electrónica: particularmente, la seguridad; el voto libre (nadie puede asegurar que al votar no te coaccionen); y la secrecía del sufragio

POR: Estefanía Capdeville, Visitas: 166

Publicado: 25/08/20 07:40

 

La cuarentena que iba durar 15 días ya lleva cinco meses y parece que, por lo menos, vamos por otros cinco más. Cada día que pasa la frase “se pospone hasta que termine lo del covid” parece más y más absurda y hay algunas cosas que no pueden esperar. Me refiero a cosas como las elecciones.

Ante este panorama ¿por qué no votamos en línea y ya? si pudimos transferir toda nuestra vida, escuela, comercio y entretenimiento a la vida online, lo siguiente sería poder votar, ¿no? pues resulta que no es tan fácil.

En primer lugar, hay que diferenciar el voto electrónico del voto por internet. El primero, funciona casi igual que como votamos actualmente pero en lugar de rayar un papel, votas en una maquinita. Las ventajas son que se pueden hacer conteos inmediatos y sin errores humanos, sin embargo, la misma maquinita imprime un papel o el mismo usuario también vota en papel, para ponerlos en una urna y tenerlo de respaldo en caso de reconteo de votos. Es decir, no es una alternativa en estos tiempos de Covid.

En cuanto al voto por internet, el único caso conocido y documentado que tenemos es Estonia, un pequeño país/paraíso digital que desde 2005 lleva a cabo sus elecciones vía internet. ¿Podemos copiar su sistema? la respuesta es no. Porque en Estonia el 99% de los servicios públicos ya están digitalizados y todos sus ciudadanos cuentan con un ID digital. De aquí a junio del 2021 no creo que lo logremos.

A continuación enumero más razones por las cuales nuestro bonito y sencillo voto en papel no puede (todavía) hacerse vía internet:

1. Seguridad: aunque logremos tener una plataforma lo suficientemente segura, todavía no tenemos forma de asegurar que los teléfonos o computadoras desde donde se emite el voto no están infectados con malware.

2. Voto libre: la razón por la que nos metemos en una mampara para votar es para asegurar que hay una sola persona votando y no hay alguien más indicando por quien votar. Aunque afuera esté el “operador” de algún partido exigiendo la foto de la boleta, cada persona tiene unos segundos de libertad para votar y depositar su voto dobladito en la urna.

3. Voto secreto: una de las bases para la democracia es que nadie pueda relacionar al votante con su voto. Es decir, que el voto sea anónimo. Por eso los votos se revuelven en una urna y nadie puede relacionar mi boleta electoral con mi INE. Esto funciona distinto con los sistemas de seguridad que conocemos, por ejemplo el del banco, que es seguro porque relaciona mi cuenta con mi celular con mi número de plástico. O la verificación que hacen todas las redes sociales que te envían un correo con una clave para acceder. Cualquiera de estos métodos haría “rastreable” el voto. Actualmente hay investigaciones sobre encriptación para resolver esto pero… para el 2021 no creo que esté listo.

4. Confianza: todavía no logramos que la mayoría de la población confíe en las elecciones en papel...

5. Participación: en la elección presidencial del 2018 tuvimos una participación ciudadana del 62%, lo cual es alto. La elección presidencial menos concurrida hasta el momento fue la de 1988 con 50% de participación, según los datos … Estos números se han logrado solo gracias a que el voto es gratis, a la vuelta de tu casa, rápido, fácil y porque te atosigan por todos los medios de comunicación con que vayas a votar. Encarecer el voto, es decir, pedirte que vayas a registrarte en una computadora, o que te traslades a un lugar con internet o que aprendas a usar un dispositivo nuevo, es poner trabas que harán que muchas personas simplemente no voten.

¿Qué opciones sí tenemos? el voto postal. Esta es la opción que ya estaba disponible y que elegirán el 39% de los votantes en Estados Unidos. Como funciona es que te envían a través del correo tu boleta, la llenas y la envías de regreso. Han surgido algunas dudas sobre si el sistema postal va a lograr cumplir y sobre todo...si va a cumplir a tiempo. Puede que en esta elección tardemos algunos días en enterarnos quién ganó.

En México también contamos con voto postal para el voto en el extranjero. En 2018, casi 100 mil mexicanos votaron desde el extranjero y, hasta donde sé, la experiencia fue buena. Como funciona es que te registras para votar, te envían tu boleta electoral vía paquetería y dentro de tu paquete tienes la guía ya pagada de regreso. ¿Es viable para la elección del 2021? para empezar, suena carísimo.

Faltan 9 meses para las elecciones de 2021 y solo 3 meses para que empiecen las precampañas… yo espero que el INE esté trabajando en un plan A, B y C y no que se espere al último momento - como la SEP que sacó al vapor un plan de telescuela - para aceptar que el coronavirus va a estar con nosotros más tiempo y que tenemos que adaptar las instituciones.

Para más ideas inconexas, en @YeyiCapdeville