Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Masiosare, agencias de noticias - Foto: Especial

El camino de la vida: Mensaje de fin de año

No nos encontramos aún atrapados en la desesperanza o indefensión aprendidas, ni siquiera porque AMLO apoya al Teletón, la posibilidad de transformar el mundo, no como es, sino con debiera ser, gracias a la fuerza poética de nuestra imaginación

POR: J. Enrique Álvarez Alcántara, Visitas: 322

Publicado: 22/12/19 07:39

 

Estimados seguidores de El Camino de la Vida; esta ocasión quiero presentar a ustedes una miscelánea como punto de partida de lo que considero es el estado de la cuestión que nuestro país deja este año y, pese a lo dramático y aterrador que pudiese parecer, considero, siguiendo el viejo trabajo del filósofo italiano Antonio Gramsci, Contra el Pesimismo: Previsión y Perspectiva, que aún no nos encontramos atrapados en la desesperanza o indefensión aprendidas.

1. El Presidente Andrés Manuel López Obrador pide apoyar la “noble tarea” del Teletón. A 22 años de iniciado en nuestro país dicho programa, el Presidente, “loco de contento”, se felicita y felicita a tal programa porque considera que el modelo de rehabilitación de niñas y niños con discapacidad, dice en su alocución, “ha logrado “evitar” la discapacidad grave y permanente”. Agrega el Presidente, que: “ésta es una gran labor social y una noble tarea” que –esto no lo dice el Presidente—, no realiza el Estado Mexicano ni los gobiernos que lo encarnan desde que en el año de 1929 hubiera nacido el PRI como partido de Estado, denominado originalmente PNR; sin embargo, resalta y ensalza su política de entregar pensiones directamente a las personas con discapacidad –impidiendo la labor de rapiña de diversos organismos que triangulan los recursos para beneficio propio, explotando moral y psicológicamente, el asunto de la discapacidad, como si esta práctica política y “asistencial” justificara la existencia del Estado y del Gobierno—. Dice el Presidente: “810 mil discapacitados, sobre todo niños y niñas pobres de comunidades marginadas, de comunidades indígenas, es una inversión de nueve mil cien millones de pesos este año” como si esta “inversión” –que no es inversión, sino una responsabilidad política y social del Estado—, no fuese su responsabilidad; adiciona que el próximo año seguirá la misma política, con más recursos, alcanzando una proporción de 2550 pesos bimestrales.

Parece que el presidente olvida u omite, el hecho de el asunto de las personas con discapacidad y sus familias es un asunto de naturaleza social y política, y no sólo asistencial y terapéutico.

El Presidente olvida u omite, el hecho de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de organismos que le conforman, tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UNESCO o la UNISEF han expresado, de manera oficial y pública la recomendación de que no se apoye al Teletón. A pesar de que algunos voceros sostengan que estos organismos son apéndices del Imperialismo Estadounidense, debo señalar que el gobierno de los EUA se ha retirado públicamente de los mismos. Probablemente el Presidente tenga otros datos, pero México es firmante de los Acuerdos de dichos Organismos y está obligado a respetarlos.

2. Sobre el “tonto útil” o el que apoya a la derecha sin quererlo (iatrogenia política); “Yo sé que muchos dirán,/ que peco de atrevimiento,/ si largo mi pensamiento,/ p’al rumbo que ya elegí. Pero siempre he sido ansí/ galopiador contra el viento (Atahualpa Yupanki. Versos de la primera décima de las Copla del Payador Perseguido). Yo sé –del verbo saber y no del verbo ser, en su modo imperativo— que muchos dirán, no sólo, que peco de atrevimiento, dirán, como dijo el R.P. Alejandro Solalinde, refiriéndose al Poeta Javier Sicilia o, como expresaron mis amigos Paula Ocañas y Jaques Remy que no es el momento de hacer criticas porque los grupos de derecha, conservadores y fifís, lo aprovechan para golpear al gobierno del Presidente López Obrador, el que mayor respaldo, legitimidad y apoyo popular concita. Supondrán ellos, que es el momento de callar, obedecer y subordinarse. ¡¡¡Ello es inadmisible!!!

Debo decir que “no hay democracia que valga”, no hay democracia que se precie de serlo, si no participan de manera directa y activa las personas con discapacidad, sus familias, o la comunidad de la cual forman parte; las políticas de integración, de inclusión o de atención de a la diversidad no dejan de ser retórica pura si no se incluyen en la toma de decisiones, en el diseño, instrumentación y seguimiento de las políticas públicas para las personas con discapacidad, sus familias o las comunidades que los incluyen. “Nada de nosotros/ sin nosotros”.

Debo señalar que las relaciones de dominio-subordinación históricamente, forman parte de las estrategias que las dictaduras han instrumentado para sojuzgar a los pueblos. Debo manifestar que nunca, jamás, de ninguna manera, seré parte de tales estrategias de dominación; por ende, expresaré, pese a los riesgos que ello implique, mi pensamiento, a través de la palabra.

No quiero, por razones personales, dejar de señalar que el programa Teletón, lo conozco personalmente desde que se instrumentó en la República de Chile, por Don Francisco. Tampoco deseo omitir que, como Persona con Discapacidad, que no discapacitada, desde la segunda mitad del siglo XX he sufrido y vivido en carne propia la ausencia de políticas públicas y la existencia de la caridad y la asistencia como opciones de Estado y Gobierno. Que me han definido como impedido, minusválido, inútil, incapacitado, Persona con Capacidades Diferentes, discapacitado y una larga lista de términos que han olvidado que, antes que nada, soy un ser humano. Mucho menos debo dejar de expresar que, como hermano de una persona con discapacidad intelectual, como padre de una menor fallecida por una deficiencia orgánica y como tío de una persona con trastorno neuromotor, tengo la suficiente autoridad moral, académica, política y humana, para expresar lo que aquí escribo.

3. Recientemente, como todos sabemos, Genaro García Luna, responsable de la seguridad y la justicia durante el gobierno de Felipe Calderón, fue aprehendido en los Estados Unidos. Esta aprehensión ha servido como mecanismo para extraer la pus que salta a los ojos de todos como parte de la descomposición de los gobiernos precedentes al de Andrés Manuel López Obrador. Debo admitir que los gobiernos del PRI y del PAN han dejado como herencia “este mugrero” que, naturalmente, el presidente Andrés Manuel López Obrador y su equipo conocían. No pueden alegar que los problemas que hoy enfrentamos obedecen a dicho mugrero, puesto que, muchos de los integrantes de la 4T provienen de dicho estercolero. Por otro lado, debo precisar que el estercolero que nos han dejado demuestra que el problema que hoy enfrentamos no es de gobierno sino de Estado, es de carácter estructural.

4. A pesar de que estos dos problemas que refiero, más la violencia que nos agobia, parecen presagiar un futuro incierto, sé bien que hay futuro porque los jóvenes que en América Latina luchan hoy muestran que así es.

5. Este fin de año no es el presagio que tras el Oráculo de Delfos pronosticaba un destino incierto; es, lisa y llanamente, la posibilidad de transformar el mundo, no como es, sino con debiera ser, gracias a la fuerza poética de nuestra imaginación.