Masiosare agencia de noticias

Masiosare
López Obrador da la espaldas a manifestantes que le demandaron justicia por el caso Samir Flores y cancelación de la termoeléctrica (Imagen: Rubicela Morelos) - Foto: Especial

“¡Obrador, mentiroso y hablador!”, gritan al presidente en Anenecuilco

Andrés Manuel López Obrador fue recibido con protestas por parte de grupos que, por separado, demandaron justicia para Samir Flores, cancelar la termoeléctrica y retirar la imagen de Emiliano Zapata donde aparece con tacones y desnudo en Bellas Artes

POR: Jaime Luis Brito, Visitas: 4711

Publicado: 06/01/20 06:45

En el municipio de Ayala, “la tierra del Jefe”, en la comunidad de Anenecuilco, donde hace un año arrancó el Año de Emiliano Zapata, donde se le demandó la cancelación de la termoeléctrica de Huexca, aquí el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que enfrentar los reclamos de campesinos y activistas, quienes recordaron que la muerte de Samir Flores no ha sido esclarecida, además de que otros exigieron que se retire la pintura de Zapata desnudo y con tacones, exhibida en el Palacio de Bellas Artes.

“¡Obrador, mentiroso y hablador!”, fue el grito que acompañó la protesta de varias decenas de integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), quienes demandaron el retiro de la polémica pintura de Fabián Chairez, que se exhibe desde hace más de un mes en el Palacio de Bellas Artes y que, en acuerdo con familiares del Caudillo, se mantiene con una nota “aclaratoria” que da a conocer su postura al respecto.

Los campesinos rodearon al presidente a su llegada a la Unidad Deportiva de Anenecuilco, lo que obstaculizó por varios minutos la llegada del tabasqueño. Entre empujones, gritos y reclamos, López Obrador tuvo que abrirse camino con la ayuda de su equipo de seguridad. A los militantes de la UNTA, también los acompañaban activistas, integrantes de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, así como otros grupos de campesinos, quienes demandaron al primer mandatario el cumplimiento de su promesa de campaña de cancelar la termoeléctrica, el gasoducto y el acueducto que se construyeron en la zona oriente y que conforman el Proyecto Integral Morelos (PIM).

También exigieron justicia para Samir Flores, opositor al PIM, quien fuera asesinado el 20 de febrero del año pasado, hace casi 11 meses, crimen por el cual no existen ni detenidos ni acciones de investigación claras por parte de la fiscalía local. Previo a la llegada de López Obrador, los integrantes de la Asamblea dieron a conocer su postura. Dijeron que la visita del presidente es “un auténtico acto de provocación”, por el impulso que ha dado al PIM y por la falta de justicia en el asesinato de Samir Flores. “Ante estos hechos, de franco desprecio a la ley y a los derechos de los pueblos, vemos la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al municipio de Ayala, como un acto de provocación a la justa y digna lucha de los pueblos”, lamentaron.

No pasó a más. Las protestas sostuvieron una lucha de gritos con los simpatizantes del presidente, quienes ocuparon la mayor parte de las zonas de la Unidad Deportiva de Anenecuilco. En respuesta, López Obrador, luego de reconocer que Gracias a Zapata y “a otros dirigentes sociales se consiguió el reparto agrario”, dijo que para él es importante estar en esta comunidad pues “¡cómo olvidar que aquí inició el movimiento agrario, el movimiento revolucionario!”

En relación con las protestas dijo minimizándolas: “Hay diferencias, como siempre. Decía yo, ahora que saludaba, que hasta en nuestras familias tenemos diferencias y hay que ser tolerantes, no todos podemos pensar de la misma manera. Tenemos, eso sí, que respetarnos. Decían algunos que cómo íbamos a venir a Anenecuilco si aquí había una gran oposición. Lo que encontramos fue mucho respeto y mucho cariño de la gente de Anenecuilco”.

El año pasado, el 12 de enero, visitó el municipio de Ayala para declarar inaugurado el año de Emiliano Zapata, al cumplirse 100 años del asesinato del Caudillo en Chinameca. Ahí, Jorge Zapata, le pidió, a nombre de miles de ejidatarios y campesinos del oriente, que cancelara la termoeléctrica y todo el PIM. Sin embargo, López Obrador dijo que regresaría un mes después con propuestas, pues no podría cancelar “la inversión” que representaba el proyecto.

Los campesinos le recordaron su promesa, las palabras que en campaña había dicho: “A quién se le ocurre poner una termoeléctrica en la Tierra de Zapata, es como poner un basurero nuclear en Jerusalen”. Sin embargo, ese discurso había cambiado. Al mes siguiente, dijo que se convocaría a una consulta en todo el estado de Morelos y en algunos municipios de Puebla y Tlaxcala, para decidir si se cancelaría la termoeléctrica, el gasoducto y el acueducto.

En esos actos, en las protestas participa Samir Flores Soberanes, uno de los principales opositores al proyecto. La consulta se llevó a cabo el 23 y 24 de febrero. Samir fue asesinado el 20, sin que hasta el momento haya avances de las investigaciones. En ese contexto se llevaron a cabo las consultas, cuyos resultados fueron apabullantes a favor del sí, aunque evidentemente el ejercicio tuvo una serie de irregularidades.